PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
GERÓNIMO ZUBIZARRETA


  LOS ORÍGENES DE LA GUERRA DEL CHACO - SEGUNDA PARTE (Dr. GERÓNIMO ZUBIZARRETA y Dr. VICENTE RIVAROLA)


LOS ORÍGENES DE LA GUERRA DEL CHACO - SEGUNDA PARTE (Dr. GERÓNIMO ZUBIZARRETA y Dr. VICENTE RIVAROLA)

MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

LOS ORÍGENES DE LA GUERRA DEL CHACO

Memorándum presentado el 8 de marzo de 1934,

por la Delegación del Paraguay

integrada por los señores

Dr. GERÓNIMO ZUBIZARRETA y Dr. VICENTE RIVAROLA,

 a la H. Comisión Especial

de la Sociedad de las Naciones

 

Imprenta Nacional

ASUNCION

1.934

 

 

La Delegación Paraguaya destacada, ante la H. Comisión Especial de la Sociedad de las Naciones, propuso el día 7 de Febrero las líneas generales de un Tratado de seguridad y de paz entre el Paraguay y, Bolivia.

El Gobierno de Bolivia, con fecha 12 de Febrero, rechazó el proyecto paraguayo. En el memorándum que a este propósito presentó su delegación, se emitían sobre el origen y responsabilidad de la guerra del Chaco; juicios desprovistos de todo fundamento.

Impuesta, el 23 de Febrero, la Delegación del Paraguay del contenido íntegro de la respuesta boliviana, creyó de su deber contestar las acusaciones que contenían, restableciendo la verdad histórica.

Tal es el origen del, Memorándum que la Delegación del Paraguay, integrada por los señores Dr. GERÓNIMO ZUBIZARRETA y Dr. VICENTE RIVAROLA, entregó a la H. Comisión Especial, el día 8 de Marzo de 1934, y qué se pública en este folleto.

El capítulo de pruebas de la responsabilidad boliviana no se ha agotado en el memorándum; no están citados sino los documentos más conocidos. Se reducía el objetivo de la presentación paraguaya a desvirtuar las injustas imputaciones bolivianas. No tenía por objeto sustanciar alegaciones del Paraguay, ya que la H. Comisión Especial de la Sociedad de las Naciones, no había considerado oportuno abrir el período de las investigaciones.

El Paraguay, que en todas las instancias pacificadoras desarrolladas hasta hoy, no ha cesado de reclamar esa investigación, confía en que, algún día, las instituciones internacionales se decidan a cumplir el deber de justicia y de moral, de buscar y señalar al culpable de tanta sangre y sacrificios materiales.


MEMORANDUM


De la Delegación del Paraguay


El principal objeto  de este documento es contestar las acusaciones, de todo punto infundadas, que el Gobierno de Bolivia ha hecho contra el Paraguay en su "Memorándum sobre las negociaciones de paz entre Bolivia y Paraguay"  presentado a la H. Comisión  Especial de la Sociedad de las Naciones, fechado en La Paz el 12 de febrero de 1934, y puesto en conocimiento de la Delegación del Paraguay el 23 del mismo mes.

Por esta razón no hemos de referirnos aquí sino muy sucintamente a las apreciaciones contenidas en el memorándum boliviano aludido, a propósito, de las líneas generales que para un tratado de seguridad y de paz, fueron propuestas por la Delegación del Paraguay, el día 7 de febrero de 1934.


ENLACE RECOMENDADO A LA PRIMERA PARTE DEL DOCUMENTO:

EL PLAN PARAGUAYO Y EL PLAN BOLIVIANO

LA RESPONSABILIDAD DE LA GUERRA

ANTECEDENTES MEDIATOS




II- ANTECEDENTES INMEDIATOS 


Estudiados algunos de los factores que fueron anudándose paulatinamente durante más de un cuarto de siglo para hacer inevitable, por voluntad de Bolivia, el conflicto armado cabe referirse ahora a los antecedentes inmediatos.


A- LA ASCENCIÓN DEL DOCTOR SALAMANCA AL PODER.


Cuando, a raíz del movimiento revolucionario que derrocó al Presidente Siles, en elecciones populares resultó ungido Presidente de Bolivia, el doctor Daniel Salamanca, la América entera comprendió que la hora de la guerra con el Paraguay, tan largamente preparada, estaba por sonar.

En efecto, el doctor Salamanca, ardoroso tribuno de la oposición, hizo su plataforma política predicando el odió y la guerra contra el Paraguay. De él es la frase "pisar fuerte en el Chaco” que repetía como estribillo en todos sus discursos y artículos políticos. Ningún Gobierno era, en el concepto del doctor Salamanca, suficientemente intransigente con el Paraguay. Ningún Gobierno se atrevía a sacar provecho de la enorme superioridad militar de Bolivia sobre el Paraguay, "la más miserable de las republiquetas de Sudamérica". Para Salamanca, la salvación de Bolivia estribaba en la guerra para la conquista del Chaco, no por el hecho de la conquista misma, sino por las consecuencias morales que "una victoria reportaría al pueblo boliviano.

Decía el doctor Salamanca en 1927:

"El Paraguay es un pequeño país que abusa ahora de nuestra casi imposibilidad de llegar al Chaco con nuestras fuerzas, con nuestro poderío militar. Lo que debe hacer Bolivia para discutir la cuestión de límites con el Paraguay, es presentarse en el Chaco, y, por si acaso, sobre el mismo río Paraguay, es decir, presentarse allí con posibilidades de trasladar esas fuerzas en caso de conflicto. Después de hacer esto, a costa de cualquier esfuerzo, llegaría recién la oportunidad de proponer al Paraguay  un tratado de límites. Estimo que entonces el Paraguay se mostraría más tratable. Yo me permitiría indicar que los 14 millones de dólares del último empréstito se dediquen íntegramente a la penetración del Chaco, para convertirlo en un punto de indiscutible posesión boliviana. Juzgo que todo debe sacrificarse a la ley rigurosa de la necesidad y en aras de la patria".

Después de los sucesos de 1928, pronunció el doctor Salamanca en la Cámara de Diputados, estas palabras:

"Hemos perdido la única oportunidad de imponer un dominio, que es exclusivamente nuestro, sobre el chaco; oportunidad que nunca más volverá a presentarse porque no es discutiendo nuestro derecho cómo hemos de recobrarlo. Se dice que no hay caminos para ir al Chaco y que nuestras fuerzas tardarían seis meses en llegar allí; eso significa simplemente que para llegar a tiempo, habrá que salir seis meses antes y el obstáculo se habrá vencido"

Pero donde se transparenta el afán guerrero que animaba al doctor Salamanca, es en las siguientes frases de su cosecha:

"Bolivia tiene una historia de desastres internacionales que debemos contrarrestar con una guerra victoriosa, para que el carácter boliviano no se haga de día en día más y más pesimista.          Así como los hombres que han pecado deben ser sometidos a la prueba del fuego para salvar sus almas en la vida eterna, los países como el nuestro que han cometido errores de política interna y externa, debemos y necesitamos someternos a la prueba del fuego, que no puede ser otra que el conflicto con el Paraguay. Por un lado, es el único país al que podemos atacar con seguridades de victoria, lo que fortalecería nuestro débil sentimiento patrio, y por otro lado, la guerra exterior haría desaparecer las fronteras partidistas, indispensable acontecimiento para terminar con la vergonzosa cadena de revoluciones caudillistas, que nuestro país muestra en su historia".

¿Cómo poder interpretar de dos modos el significado de la ascensión al poder, del estadista que pronunció estas terribles palabras?


B- LOS PREPARATIVOS FINALES.


Provocada, por fútiles motivos, la ruptura de relaciones, en julio de 1931, se iniciaron, de inmediato, los grandes preparativos militares para la acción bélica. De la realidad de esa actividad, tenemos constancia por sus ecos en la prensa limítrofe, y en las Cancillerías americanas, donde los ostensibles movimientos militares bolivianos, causaron honda aprehensión e inquietud, traducidas en gestiones activas que no obtuvieron, por cierto, el propósito perseguido de alejar la guerra.


a) LA INQUIETUD DIPLOMÁTICA.


El 24 de julio de 1931, la Legación del Paraguay en Chile informaba al pormenor acerca de los preparativos bolivianos. Comunicaba que Bolivia estaba desde entonces movilizada.

El 29 de setiembre, la Cancillería chilena, por intermedio de su Embajada en Washington, expresó al Departamento de Estado su preocupación por la grave situación existente en el Chaco.

El 15 de diciembre, el Embajador norteamericano informaba al Ministro paraguayo en Santiago que la Delegación boliviana destacada para las Conferencias de Washington, llevaba instrucciones de no escribir ningún pacto y de tratar de engañar, ganando tiempo. Agregaba el Embajador que Bolivia preparaba resueltamente un fuerte ataque en el curso del mes de marzo, para provocar una grave situación y llegar a la guerra.

El 16 de marzo de 1932 la Legación del Paraguay en Buenos Aires transmitía la información de que los bolivianos preparaban una acción en el Chaco, para el mes de agosto. La misma Legación transmitía informes sobre los preparativos bolivianos.

El 14 de abril del mismo año, se reunieron en la Cancillería chilena los Embajadores de Argentina, Brasil y Estados Unidos y el Canciller de Chile, con el propósito de deliberar sobre la forma concreta de evitar la lucha armada.

El 5 de abril el Perú preguntó al Gobierno de Chile cual sería la actitud de ese país en caso de una agresión boliviana.

En la misma fecha, la Legación paraguaya en Santiago trasmitía la información extraoficial de que Bolivia estaba movilizando sus tropas con el propósito de atacar.

El 7 de abril la Legación del Paraguay en Buenos Aires comunicaba la intranquilidad reinante en los círculos diplomáticos de la Argentina. Informaba igualmente, que el Canciller argentino había solicitado la cooperación del Brasil para hacer saber directamente al Presidente Salamanca la preocupación que despertaban las noticias confirmadas sobre concentración de fuerzas y acumulación de material bélico en el Chaco.

La Cancillería, del Brasil, por su parte, según esa información, se había anticipado a llamar la atención al Presidente Salamanca sobre la gravedad de las noticias relativas a las concentraciones militares bolivianas en el Chaco.

El 10 de abril los representantes de Estados Unidos, México, Colombia, Cuba y Uruguay, que formaban la Comisión de Neutrales, se reunieron en Washington y resolvieron expresar "la gran preocupación que tienen por los preparativos militares que se están haciendo en la zona del Chaco".

Es de advertir que el Gobierno de Bolivia en ningún momento negó la existencia de movimientos militares en el Chaco. Se limitó a calificarlos como simples relevamientos ele tropas.


b) LA INQUIETUD PERIODÍSTICA.


Concordantemente con esta actividad diplomática, la premisa americana reflejaba los recelos que en la opinión pública suscitaban los preparativos bélicos de Bolivia. Con rara unanimidad, los principales órganos de publicidad destacaban la amenaza que para la paz de América, significaba la actitud provocativa de Bolivia.

Entre todos esos testimonios debe señalarse el del diario “El Intransigente”, que aparece en la ciudad argentina de Salta, cuya proximidad a la frontera boliviana, le ponía en excepcionales condiciones para observar la conducta militar del país vecino.

Día a día,  "El Intransigente" fue publicando datos y noticias precisas y concretas, sobre las traslaciones de tropas y material bélico a los fortines del Chaco.

El enviado especial de ese diario, recogió de labios de un alto jefe boliviano la declaración de que “es casi un hecho que en junio a más tardar esa situación la resolverá   definitivamente mi Gobierno”. (Correspondencia publicada el 17 de abril de 1932).

En correspondencia del 20 de abril, el enviado especial del aludido diario informaba desde Yacuiba que Bolivia ya tenía concentrados de siete a ocho mil hombres, siendo su propósito dirigir la ofensiva en dirección a la capital del Paraguay.

El 19 de mayo " El Intransigente" publicaba nuevos datos concretos sobre el paso de tropas y escuadrillas de aviones, así como sobre instalación de hospitales de sangre.

El 20 de mayo, el mismo diario, al par de divulgar los últimos movimientos militares reproducía la afirmación de un caballero boliviano, a su corresponsal en manuela Pedraza: “Con fundamentos pienso que el movimiento se producirá a mediados del mes entrante a más tardar”.


C- CONSUMACIÓN DE LA GUERRA.


Efectivamente, el 15 de junio de 1932, las fuerzas bolivianas atacaron y capturaron el fortín paraguayo Carlos Antonio López (Pitiantuta), cuya pequeña guarnición se vio obligada a retirarse. La guerra estaba iniciada.

En un principio, las informaciones oficiales bolivianas hicieron aparecer el incidente como una agresión del Paraguay a un fortín titulado Mariscal Santa Cruz. En otros comunicados, ese fortín llevaba el nombre de Chuquisaca, y en otros Sucre. Los diversos informes oficiales bolivianos eran contradictorios y sólo coincidían en presentar el hecho como un ataque paraguayo a n posición boliviana.

El Gobierno del Paraguay puede aducir numerosos testimonios comprobatorios del ataque boliviano a un fortín netamente paraguayo, situado a más de 100 kilómetros de a próxima posición enemiga.

Entre esos testimonios, se encuentra los documentos recogidos en la recuperación del fortín Carlos Antonio López, el 15 de julio de 1932.

 También el Paraguay puede alegar la atestación insospechable del periodista francés, M. Gerville Reache, corresponsal de “Le Temps” de Paris, que, casualmente, se encontraba en misión profesional en aquella zona cuando los sucesos de Pitiantuta.

Las pruebas que el Paraguay puede aportar a un juicio de investigación son de tal peso, y su evidencia era tan conocida por el mismo Gobierno de Bolivia, que éste por conducto del Primer Magistrado, doctor Daniel Salamanca, no trepidó, un año después de los acontecimientos, en desvirtuar  los falsos datos propalados por su Cancillería y su Estado Mayor.

El doctor Salamanca, en el Mensaje que leyó al inaugurarse el periodo legislativo boliviano del año 1933, escribió lo siguiente:

“El Gobierno actual dio gran impulso a la ocupación de las partes desiertas del Chaco, y bien podía hacerlo puesto     que eran suyas. La base misma de esta penetración establecía que nuestros expedicionarios evitarían todo choque con fuerzas paraguayas, no porque existiese en el Chaco una situación jurídica que nos obligase a ese respecto, sino, simplemente porque no queríamos turbar la paz, pudiendo referir la definición del pleito a un arbitraje futuro. En una de esas expediciones, el Mayor Moscoso a la cabeza  ...de hombres ocupó un fortín paraguayo a orillas de la laguna Chuquisaca, haciendo una descarga de fusilería. La pequeña guarnición paraguaya huyó sin dejar ningún muerto ni herido".

Después de esta afirmación, ¿es necesario presentar otras pruebas de la culpabilidad boliviana?


III- BOLIVIA Y LAS MEDIACIONES


Las naciones americanas se unieron en un supremo esfuerzo para detener la guerra en su raíz. Bolivia se cuadró con soberbia y arrogancia ante esos nobles intentos, y obstruyó todos los empeños de pacificación. En documentos de Cancillería proclamó su indeclinable voluntad guerrera.


A- BOLIVIA REHUYE TODA INVESTIGACIÓN Y CONCILIACIÓN.


La proposición de la Comisión de Neutrales de retrotraer las posiciones al estado en que se encontraban el 1º de junio, comportaba una severa condenación para Bolivia. Esta sugestión, cómo la del cese de hostilidades y del sometimiento del entredicho a procesos de conciliación e investigación, fueron airadamente rechazadas por la Cancillería de La Paz, que el 1º de agosto declaraba a los Neutrales:

"No nos interesan las investigaciones que no definan la cuestión fundamental. Bolivia desea la solución final del pleito. No quiere estar perennemente de guardia en el Chaco, conteniendo los avances del Paraguay. Es por esto que el país ha reaccionado con todas sus fuerzas, resuelto a liquidar, aún por las armas, el pleito en que defendemos un territorio que consideramos nuestro históricamente. Tenemos derecho al litoral sobre el río Paraguay".

La Comisión de Neutrales, contestó el 2 de agosto:

"Lamentamos tener que notar que Bolivia no tiene interés en investigaciones de los recientes acontecimientos y que no dará orden a sus tropas a no realizar actos hostiles en el Chaco".


B- LA DOCTRINA DEL 3 DE AGOSTO FUE FORMULADA CONTRA BOLIVIA.


El 3 de agosto de 1932, los representantes de diecinueve naciones americanas, reunidos en Washington, formularon la siguiente declaración:

"Las Naciones de América declaran también que no reconocerán arreglo territorial alguno de esta controversia que no sea obtenida por medios pacíficos ni la validez de adquisiciones territoriales que sean obtenidas mediante ocupación o conquista por la, fuerza de las armas".

Esta histórica declaración, mereció los siguientes comentarios del Presidente de -Bolivia, insertos como "Post Escriptum" en su mensaje al Congreso Boliviano, del 6 de agosto:

"Concluido este mensaje, ha recibido anoche nuestra Cancillería la última nota de los Neutrales, que en el fondo es una intimación. La nueva doctrina pacifista de las naciones americanas, hace su entrada en el mundo con paso de violencia, a expensas de un país débil. Los Neutrales, por consentimiento nuestro no ejercían más que los buenos oficios admitidos por el Derecho Internacional y podrán poner su benévola influencia para allanar dificultades a fin de llevar a los contendientes a un entendimiento. Ahora se alzan con el papel de tutores y jueces y pretenden tomar el conocimiento de nuestros asuntos, ejerciendo una jurisdicción que no les hemos conferido.

Nos intiman a suspender hostilidades que ya no existen, nos intiman a desocupar los fortines que hemos ocupado en justa represalia, y en fin, nos intiman a un arreglo definitivo con el Paraguay. Todas estas violencias se cometen a nombre de las Naciones de América, invocando un principio de Derecho que condena toda violencia. Tal principio significa la conculcación del principio de la independencia de las naciones y no se funda en otra cosa que en la fuerza.

Es posible que algunas de las naciones que han concurrido a consumar esta injusticia, tengan en lo futuro motivos de arrepentirse de haber dejado tan injusto antecedente.

Es digno de notarse que la primera víctima de este nuevo Derecho Americano, es el país que más daño ha sufrido de la injusticia, sin que Nación alguna se acuerde de los generosos principios, en cuyo nombre se trata de imponerle ahora un inmenso daño".

En un cablegrama a la Comisión de Neutrales, fechado el 21 de agosto, decía la Cancillería boliviana:

"Cabe anotar en este punto que la doctrina nueva se refiere restringidamente al caso del Chaco, cerrando los ojos a todas las violencias pasadas y campo a  todas las injusticias futuras fuera de ese territorio ad-hoc para el caso de Bolivia”.


C- BOLIVIA NECESITA ROMPER BARRERAS


Frente a las solicitaciones de paz, Bolivia proclamaba su decisión “de liquidar, aún por las armas” el pleito con el Paraguay.

El 5 de agosto, la Cancillería de La Paz, al contestar el mensaje en que se transmitía la declaración panamericana del 3 de ese mismo mes, formulaba la siguiente confesión de propósitos:

"Deseamos terminar la cuestión del Chaco, estando el país resuelto aún a sacrificios cruentos en defensa de ese territorio. La Nación necesita romper la barrera que le impide el acceso al litoral sobre el río Paraguay, para comunicarse con el mundo. He ahí una de las bases de solución que debe exigirse al Paraguay para asegurar la paz de América".


IV- LA CONCIENCIA DE LA RESPONSABILIDAD 


Si no bastaran tantos testimonios para comprobar la responsabilidad que cabe a Bolivia por esta guerra, podríamos referirnos a los juicios expresados en ese mismo país.  El ex-Presidente de la República, doctor Bautista Saavedra, cuyo lote de culpa no es pequeño, intenta descargar sobre el Dr. Salamanca la exclusiva responsabilidad. Acaba de ser desterrado por persistir en acusar al actuad gobierno boliviano de haber llevado al país a la guerra. En Arica ha declarado a la prensa que el pueblo boliviano participa de esa convicción.

En su folleto "Doblemos la Hoja de Nuestra Historia" (La Paz, 1933), decía que "un Gobierno inconsciente nos ha llevado a la guerra". En otro folleto, "Sartor Resartor", enjuiciaba Saavedra al Dr. Salamanca en los siguientes párrafos:

"Como honda es su inconsciencia, enhiesta es su vanidad. En su necio empeño de mostrar que los gobiernos anteriores a él no habían cuidado de los aledaños del Sudeste, obra reservada para imperecedera gloria suya, habló de la conveniencia de "Pisar fuerte en el Chaco". Y por "pisar fuerte en el Chaco" y escapar de la tormenta política que amenazaba descargar sobre su cabeza, nos ha llevado a la guerra cruenta, que desangra a la patria, y lleva al país a la ruina.”

El 2 de junio de 1933, en artículo publicado en "La República" repetía el Dr. Saavedra que el Dr. Salamanca, "para sortear complicaciones de la política interna llevó al país a la guerra", agregando que “del conflicto del Chaco ha hecho y hace cuestión de política interna en servicio de su estabilidad",

Pero Saavedra no podía olvidar que él también fue uno de los adalides de la guerra y que en el pasado entonó loas a la fuerza brutal. Por eso no reprocha a Salamanca precisamente por haber recurrido a ese expediente, sino por haber "invertido los términos del problema". Decía:

"La guerra era el último recurso para afirmar la certeza y el triunfo de nuestros derechos territoriales. Pero ella debió venir cuando venir debía, y no antes. Traída ella por el Presidente Salamanca en época inoportuna, en lugar de ser un instrumento de afirmación de nuestros derechos, ha venido a desvirtuarlos, a quitarles fuerza".

El órgano periodístico más importante de La Paz, "La Razón", se encargó de recordar al Dr. Saavedra la común y general responsabilidad. Refiriéndose a la tenaz campaña del ex-Presidente, decía en editorial del 18 de junio de 1933:

"Y es tanto más insólita esa campaña cuanto que el mismo hombre y los elementos que le acompañan fueron los que no hace mucho, condenaban todo propósito pacifista sosteniendo que en nuestro pleito con el Paraguay no quedaba otro recurso que el de la guerra.

Quienes han enardecido el ambiente popular y han contribuido a que el país no encuentre otra solución que la de la guerra, en el pleito que hemos venido sosteniendo con el Paraguay no tienen ahora el derecho de hablar de responsabilidades, ni de pedir cuentas a los que no hicieron otra cosa que dejarse llevar a los impulsos del sentimiento nacional. . . ".

La Delegación del Paraguay no cita otros numerosos medios de prueba, debidamente documentados como los anteriores y demostrativos de la culpabilidad de Bolivia. No se propone agotar en este documentó  la cuestión; más, los que ha citado sobran para afirmar, sin la menor hesitación, que Bolivia preparó y desencadenó la guerra. Con ello está dicho cuán gratuitas y deleznables son las acusaciones del Memorándum boliviano que contesta.


Buenos Aires, 8 de marzo de 1934.

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO RECOMENDADO:

EL CHACO BOREAL PERTENECE AL PARAGUAY

ONCE TÍTULOS IRREFUTABLES CONTRA LAS

MISTIFICACIONES DE BOLIVIA

Por el Doctor MANUEL DOMÍNGUEZ

Asunción
. Imprenta Nacional, 1932

 

 

 

 

 

POSTALES DE NUESTRO PARAGUAY ETERNO


Enlace interno recomendado al espacio de

"LA GUERRA DEL CHACO PARAGUAY - BOLIVIA, 1932-1935"


(Hacer click sobre la imagen)

 

Fotografía de JUAN ESTEBAN CARRÓN

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LA
LA GUERRA DEL CHACO (PARAGUAY - BOLIVIA) AÑOS 1932 - 1935
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOFILATELIA DEL PARAGUAY
LA GUERRA DEL CHACOIDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011REPUBLICA DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2020
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA