PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JACINTO HERRERA
« Volver
JACINTO  HERRERA


Datos Biográficos

EL MES DE JACINTO HERRERA (JULIO, 2009)

Julio, para alguien como Jacinto Herrera, fue un mes auroral, pues, hace 90 años, un 4 de julio de 1919, vino al mundo. A un mundo al que brindó su arte, su bonhomía y su calidez, pues aún hoy, está en el recuerdo de mucha gente que le conoció de cerca. Así también, fue un mes definitivo y definitorio: falleció inesperadamente un 10 de julio, de 1969 -hace cuatro décadas-, dejando vacío un lugar en el escenario de la vida.

Ayer hubiera cumplido 90 años. Murió a los pocos días de haber cumplido cincuenta, el 10 de julio de 1969. Dejó tras sí, el recuerdo de su histrionismo y su calidez humana.

Cada tanto, en rondas de bohemios o gente del ambiente artístico, alguien rememora alguna anécdota de Jacinto Herrera, aquel artista compatriota cuya fama traspasó —literalmente— nuestras fronteras y metió en su bolsillo al exigente público bonaerense.

SUS INICIOS

Los primeros pasos de Jacinto Herrera en el teatro, integrando la compañía teatral del Ateneo Paraguayo, fueron bajo la dirección del español don Fernando Oca del Valle. A la par, gracias a su agradable voz, empezó sus primeras armas en la radiofonía paraguaya, integrando el plantel de locutores de radio Cáritas —o Cháritas, como se escribía hasta hace unas décadas—.

Con apenas 25 años, su fama como locutor, actor y pinta de galán trascendió la frontera y un día recibió una invitación para actuar en Buenos Aires.

A orillas del río de la Plata, continuó su actividad actoral. Además de participar de la puesta en escena de numerosas obras teatrales, llegó a actuar en veintitrés películas, trabajando bajo la irección de importantes directores del cine argentino, y con principales figuras de entonces, como Olga Zubarry, Susana Campos, Francisco Petrone, Nelly Paniza, Francisco Rabal, Carlos Estrada y otros.

PIEZAS DE SU FILMOGRAFÍA

Como hemos dicho, veintitrés películas le tuvieron a Jacinto Herrera como actor; en algunas de ellas con papeles de primer nivel. Un recuento rápido de la filmografía herreriana cita a Cumbres de hidalguía, filmada en 1947; Apenas un delincuente y Morir en su ley, de 1949; La barra de la esquina y Fangio, el demonio de las pistas, de 1950; Buenos Aires, mi tierra querida y La última escuadrilla, de 1951; Fierro a fondo, inédita; Mi noche triste y La parda Flora, de 1952; Del otro lado del puente, de 1953; La calle del pecado, de 1954; Codicia y El último perro, de 1955; La muerte flota en el río, de 1956.

Otras películas protagonizadas por Herrera son: Simiente humana, de 1959; Choferes del Chaco, de 1961; El hombre de la esquina rosada y El terrorista, 1962; Una excursión a los indios ranqueles, inconclusa, de 1963; Un sueño y nada más, inédita, de 1964; Los evadidos y Canuto Cañete y los 40 ladrones, de 1964.

Una de sus trabajos más importantes fue en el filme Choferes del Chaco, basada en la novela Hijo de hombre, de Augusto Roa Bastos, y dirigida por Lucas Demare. Esta cinta obtuvo el Gran Premio del Festival de Cine de San Sebastián, de 1961, y Jacinto Herrera, el primer premio a la mejor actuación. Otra importante película de su carrera fue El hombre de la esquina rosada, basada en el célebre cuento de Jorge Luis Borges, y que fue elegida como la mejor película argentina de 1962.

Como actor de cine, era de una fuerza expresiva y un talento interpretativo sin par. ¡Hasta en los papeles secundarios brillaba con luz propia!

LA VOZ DE ORO

Así como triunfó en el séptimo arte, así también lo hizo por las ondas de las más importantes emisoras de radio de nuestro país y de la Argentina. Muchísimos años trabajó con la locutora argentina Julia Sandoval, en el espacio Radioteatro de las estrellas, con inusitado éxito. También actuó en varias obras teatrales en las salas porteñas.

En 1962 retornó al país y se reintegró en los medios artísticos, desarrollando una intensa actividad en diversos campos, desde la radio, el teatro y pasando a ser uno de los pioneros de la actuación en la, entonces, incipiente televisión paraguaya, donde tenía a su cargo un programa denominado El show de Jacinto Herrera, emitido desde el pequeño estudio ubicado en los últimos pisos del edificio del Instituto de Previsión Social.

 



JACINTO, SOBRE LAS TABLAS

Entre las obras que Jacinto Herrera puso en escena en Asunción, se pueden citar: Lo que le pasó a Reynoso, con Ernesto Báez y Emigdia Reisófer, y debutó con su propia compañía, llevando a escena La tercera palabra, de Alejandro Casona. Posteriormente llevó a las tablas La cabra y la flor, La importancia de llamarse Ernesto, A la vejez viruela, Intimidad conyugal y Los maridos de mamá, reposición de una obra que había protagonizado muchos años atrás y con la que celebró sus bodas de plata con el teatro.

Debido a su repentina muerte, dejó sin estrenar La púa, de Rovisa, y la película argentina Namuncurá. Para realizar esta película, tenía que haber viajado a Buenos Aires el mismo día en la Parca vino a buscarle.

HERRERA Y SU PÚBLICO

“Jacinto Herrera fue el mejor actor de teatro y radio que tuvo el Paraguay. Tan bueno que luego encandiló al público argentino desde la radio y el cine”, señaló el periodista y dramaturgo Alcibiades González Delvalle, en un artículo periodístico publicado hace un tiempo.

“Como su voz, era dueño de una personalidad única (...). Tenía otra marca que lo distinguía: la bebida y los prostíbulos. Así dicho suena desafinado. Pero Jacinto era desaforado en todo, no sólo para hacer reír o conmover. Tocado por la bebida en las madrugadas bohemias repartía, si la ocasión le apretaba, dinero y trompadas con sus manos generosas y justicieras.

“En los prostíbulos no había guapo que le enfrentara ni madama que se le opusiera. No era el matón de barrio de las películas. Esencialmente era generoso, amable, solidario.

“Con estas virtudes, más su entrañable amor por el teatro, se entiende que anduviera siempre escaso de dinero. Entonces, como ahora y como siempre, las muchachas a las que frecuentaba querían también suavizar sus propias penurias, no sólo con encendidas palabras de amor, sino asimismo con algún efectivo que les calmara el hambre y el de la madama.

“Jacinto convertía en dinero su infinita simpatía para conmover a la patrona que aceptaba ‘vale’ para un próximo estreno.

“¡Qué estreno era el de la Compañía de Comedias de Jacinto Herrera!

“Días antes, la boletería del Teatro Municipal atendía sin cesar al público que buscaba asegurar un sitio en la sala.

“Luego de las expectativas creadas desde los afiches, la publicidad en las radios y los diarios, se abría el Teatro para recibir a un público ansioso que de antemano se deleitaba con la función que le esperaba.

“Al mismo tiempo, otro espectáculo, igualmente teatral, se iniciaba con la llegada de las invitadas de Jacinto, encabezadas por la madama. Esta venía, toda ella, rodeada de sus pupilas que formaban un grupo colorido y ruidoso. Colorido, sobre todo. Cintas en la cabeza, flores en el pecho, algunas con un chal multicolor que procuraba esconder una blusa que se caía de vieja. Todas con zapatos taco alto sobre los que procuraban mantener el equilibrio. El otro elemento común que las unía era el perfume que las delataba sin atenuantes. Aunque sin verlas, el público sabía que entraba en la sala un grupo “de esas”. Sin quererlo, alborotaban la platea, los palcos, las tertulias...”.

Su “extraordinaria voz de barítono -dice el periodista y escritor Bernardo Nery Farina- y su duro rostro de malo bueno hicieron de él una especie de Humphrey Bogart latino”.

Así como se cumplió en julio su 90 aniversario de nacimiento, así también, en julio, se cumplen 40 años de su repentina partida. Cuatro décadas de haber bajado el telón de su medio siglo de vida.

Fuente: Artículo publicado por LUIS VERÓN, en el diario ABC COLOR, en fecha Domingo, 05 de Julio de 2009. Fuente en Internet: ABC COLOR DIGITAL / PARAGUAY

 

 

 

JACINTO HERRERA.-

Nació el 4 de julio de 1919. Brindó al mundo su arte, su bonhomía y su calidez, pues aún hoy, está en el recuerdo de mucha gente que le conoció de cerca. Así también, fue un mes definitivo y definitorio: falleció inesperadamente un 10 de julio, de 1969 -hace cuatro décadas-, dejando vacío un lugar en el escenario de la vida.

Los primeros pasos de Jacinto Herrera en el teatro, integrando la compañía teatral del Ateneo Paraguayo, fueron bajo la dirección del español don Fernando Oca del Valle. A la par, gracias a su agradable voz, empezó sus primeras armas en la radiofonía Fue el más grande actor paraguayo y la medida de su éxito en la capital porteña fueron las 23 películas que filmó. Tenía una extraordinaria voz de barítono, y su duro rostro de malo bueno hizo de él una especie de Humphrey Bogart latino.

En 1947 inició su carrera cinematográfica con Cumbres de hidalguía. En 1955 protagonizó Codicia, la primera coproducción paraguayo argentina, en la que participaron también Ernesto Báez, Leandro S. Cacavelos y Roque Centurión Miranda. En el 61 filmó Hijo de hombre, película basada en el cuento La sed, de Augusto Roa Bastos, con Francisco Rabal y Olga Zubarry. Pero su caracterización cumbre la realizó en 1962, en Hombre de la esquina rosada, fundada en el célebre cuento de Jorge Luis Borges. Ahí, al lado de estrellas como Francisco Petrone, Walter Vidarte y Susana Campos, dio vida nada menos que a Rosendo Juárez, el cuchillero inmortalizado en la literatura por Borges y en el cine por Jacinto.

Siguió filmando en la Argentina hasta 1964, cuando regresó al Paraguay, donde viviría sus últimos cinco años de vida. El show de Jacinto Herrera fue un icono. Su guionista fue otra leyenda asuncena: Rodolfo Víctor Santacruz, ROVISA, quien cuando se peleaba con Jacinto tras algunos tragos en el bar El Rubio, era sustituido por Alcibíades González Delvalle.

Jacinto Herrera fue un grande de nuestra televisión.

Falleció el 10 de julio de 1969. Dejó tras sí, el recuerdo de su histrionismo y su calidez humana.

 

Fuente: Última Hora Digital / Paraguay


 

Enlace interno a documento de lectura recomendada: JACINTO HERRERA, EL ACTOR PARAGUAYO QUE CAUTIVÓ A LOS ARGENTINOS. Por ARMANDO ALMADA ROCHE (Suplemento Cultural del diario ABC COLOR)



JACINTO  HERRERA

    Compartir FB

Cantidad de Obras Registradas: 2


Para Acceder a cada Obra, por favor haga click en la imágen.




DISCOGRAFIA:


FIESTA DE ARPA - SANTIAGO CORTESI Y SU CONJUNTO. GLOSAS DE JACINTO HERRERA



 

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011
MÚSICA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACOREPUBLICA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA