PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ALEJANDRA TORRENTS


  MEMORIA COLECTIVA E HISTÓRICA - Consultora: ALEJANDRA TORRENTS


MEMORIA COLECTIVA E HISTÓRICA - Consultora: ALEJANDRA TORRENTS

Secretaría Nacional de Cultura

Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas (CIF)

Consultoría de investigación sobre

MEMORIA COLECTIVA E HISTÓRICA, 1

Consultora: ALEJANDRA TORRENTS

Octubre de 2012

 

1 Investigación realizada con apoyo de los Fondos de Cultura para Proyectos Ciudadanos,

de la Secretaría Nacional de Cultura.



PRESENTACIÓN

A continuación se presenta una base de datos correspondiente a las producciones realizadas sobre la dictadura stronista (1954-1989), a partir de 1989 al 2012. La base de datos incluye libros, artículos académicos, documentos de trabajo, folletos, cuadernillos y audiovisuales, y está clasificada en tres secciones “análisis y política”, “testimonios y sociedad” y “audiovisuales”. La primera parte abarca todo lo que hace al quehacer Estatal y partidario; la segunda todo lo referente a organizaciones sociales y políticas durante el período dictatorial, así como relatos de víctimas y registros de presos políticos durante dicho período; y la tercera sección trabajos audiovisuales que abordan temas del ámbito político y social.

El trabajo está organizado de la siguiente manera. Un breve marco teórico sobre la temática de la memoria, la metodología empleada, la base de datos, un listado anexo de libros elaborados durante la dictadura -de lectura imprescindible para toda persona interesada en trabajar la historia reciente- y por último, un análisis de la producción realizada entre 1989 y 2012.


MARCO TEÓRICO

Sobre el concepto memoria existen múltiples términos y debates teóricos. A veces se utilizan de manera indistinta, y otras veces diferenciada, los términos memoria colectiva, memoria social y memora pública. El término que goza de mayor legitimidad académica es el de memoria colectiva, entendida como el proceso social de reconstrucción del pasado vivido y experimentado por un determinado grupo, comunidad o sociedad. Una reconstrucción que trasciende la sumatoria de los sentidos de la experiencia individual, desde una clave durkhemiana. La memoria así entendida es un producto social, influenciada por marcos sociales: lenguaje, familia, religión.

Sobre este concepto desarrollado por el sociólogo francés Maurice Halbwachs en la primera mitad del siglo XX, siguen los debates sobre su alcance, pero hasta el momento no ha sido superado. Como una de las limitaciones de su alcance se menciona “si bien cualesquiera contenidos de memoria tienen siempre una indudable proyección colectiva, son el reflejo de la realidad social y en ellos juega un papel esencial el contexto de la socialización, es el sujeto de ella el que representa un problema para la teoría social e histórica” (Aróstegui, 2004: 20).

Además se señalan otros problemas, derivados del uso de la memoria, la manipulación y su papel en la lucha por la dominación y la hegemonía.

Más allá de las limitaciones y debates sobre el concepto de memoria colectiva, con este aporte teórico de Halbwachs se ha transcendido el carácter estrictamente individual y mental dado a la memoria y que, por tanto, era competencia única del campo de la psicología, extendiendo su uso a otras disciplinas de las ciencias humanas y sociales.

Otro término que también comenzó a utilizarse en las primeras décadas del siglo XX fue el de memoria histórica. Los debates teóricos sobre este término apuntan no a su alcance, como en el caso de la memoria colectiva, sino a la relación misma entre memoria e historia.

Mientras algunos teóricos encuentran puntos de convergencia entre memoria e historia, otros sostienen su antagonismo. Entre los teóricos que han discutido sobre el término se encuentran:

Maurice Halbwachs, Charles Blondel, Jean Nogué, Pierre Nora y Marie Claire Lavabre.

Para Pierre Nora, por ejemplo, la memoria es sacralizante y actualizadora, mientras que la historia cumple una función crítica y apunta a la representación del pasado. Para Halbwachs “la historia no empieza sino en el punto en el que termina la tradición, momento en el que se apaga o se descompone la memoria social. Mientras un recuerdo subsiste, es inútil fijarlo por escrito, o incluso fijarlo pura y simplemente”.

Por otra parte, en cuanto a la función legitimadora que suele atribuirse a la historia como el relato de los vencedores, Pedro Ruíz Torres en su libro “Los discursos de la memoria histórica en España”, señala que tanto los vencedores como los vencidos elaboran su memoria, por lo que ambos cumplen una función legitimadora y, por tanto, política. Para el autor Enzo Traverso existe una tensión dinámica entre memoria e historia. Traverso sostiene que los recuerdos son elaborados por maneras de pensar colectivas, influenciadas por paradigmas científicos de representación del pasado.

A partir de la década de 1970 se da un viraje en la historiografía hacia la memoria, producto del clima intelectual de la posmodernidad. En este período cobran importancia las microhistorias y el relato toma una posición preponderante. Se toma distancia de las explicaciones holísticas de la historia anterior. El filósofo francés Paul Ricoeur da una posición central al relato dentro de su obra, centrando la labor historiográfica en el análisis del discurso, con el método de la hermenéutica. El relato pasa de ser el vehículo de transmisión para convertirse en el contexto mismo de producción de significados.

En la actualidad el término memoria histórica sigue siendo debatido en el campo de la historiografía y hasta el momento no hay consenso en su utilización. Haciendo un breve recuento, se pueden apuntar tres acepciones principales de la memoria histórica, cada una de ellas criticada desde el punto de vista teórico en su momento:

· Memoria histórica como historia oficial o nacional, asociada al trabajo de los historiadores y a la labor historiográfica.

· Memoria histórica como elemento contextual que asocia la memoria con etapas pretéritas o que incluye la memoria individual en lo histórico-colectivo. Es externa al individuo, objetivada y socializada.

· Memoria histórica como instrumentación política, legitimizante y conmemorativa, basada en los usos del pasado desde el presente por parte de grupos y del Estado.

Todavía existe una diferencia bien marcada entre los historiadores más afines al método positivista quienes rechazan el relato o testimonio por las deformaciones que acarrea la memoria –olvidos, exageraciones- y los historiadores que toman el relato como fuente de producción, bajo el título de historia oral. La falta de consenso en relación a la interconexión entre memoria e historia hace que las múltiples acepciones del término memoria histórica no hayan sido incorporadas al acervo teórico dentro de las ciencias sociales. Por ello este término no es utilizado en círculos y trabajos académicos.

Por otra parte, fuera del ámbito académico, referentes de la Escuela de Frankfurt dieron un nuevo sentido al concepto de memoria, instalando el deber de memoria principalmente con el holocausto. Así comienza el imperativo político y ético de la memoria como una deuda de los vencidos.

Esta misma línea es tomada posteriormente -en un nuevo contexto sociopolítico-, por organizaciones de víctimas y de derechos humanos en relación a las dictaduras militares en América Latina y España. Para el efecto, las organizaciones retoman el término memoria histórica, asociándolo a la búsqueda de verdad, justicia y reparación. Así, este término es ampliamente difundido y utilizado en discursos políticos y ciudadanos en el período democrático.

En Paraguay, diferentes artículos de análisis sobre el período dictatorial, así como organizaciones sociales -por ejemplo la “Mesa Memoria Histórica y Archivos de la Represión 1954-1989”-, utilizan el término memoria histórica con el mismo sentido político que el utilizado en otros países que tuvieron dictaduras militares: memoria para reparar, memoria para no repetir.

A nivel académico, dentro de la región se ha trabajado en torno al concepto de memoria. La socióloga argentina Elizabeth Jelin ha teorizado al respecto, actualizando los conceptos de memoria colectiva y social que tuvieron su origen en Europa a inicios del siglo XX y lo ha adecuado al contexto social y político de la región. El principal trabajo de Jelin “Los trabajos de la memoria” constituye una referencia por la teorización realizada en torno a la memoria así como también por el impulso realizado en la formación de investigadores e investigadoras dentro de la temática, en los diferentes países de América del Sur que vivieron dictaduras militares en la segunda mitad del siglo XX.

Por las características particulares de la transición política paraguaya, los discursos en torno al período dictatorial entre quienes avalan y quienes repudian dicho período, todavía tienen un peso importante -aunque cada vez hay mayor difusión de miradas críticas sobre dicho período-.

Por tanto, lo que existe hoy son múltiples interpretaciones y sentidos dados al pasado por grupos y colectividades que tuvieron una presencia activa durante el período dictatorial y que disputan en la esfera pública por el reconocimiento y legitimación de su narrativa.

Por consiguiente, este trabajo tomará el concepto de memoria entendida como una selección y construcción de sentido del pasado, elaborada desde el presente, dentro de un contexto

sociopolítico determinado; ideas desarrolladas por los autores Elizabeth Jelin, Tzvetan Todorov, Bo Strath y Enzo Traverso, quienes trabajaron ampliamente la temática.

Conforme a este concepto, se tomará como punto de partida para la construcción de la base de datos la caída de la dictadura en 1989 hasta la actualidad, entendiendo que recién a partir del período de transición democrática se inauguran y garantizan las libertades públicas, entre ellas la libertad de expresión, lo cual habilita discursos y narrativas que antes estaban silenciados. A partir de entonces existe, por tanto, un contexto que permite que nuevos actores irrumpan en la esfera pública con nuevas interpretaciones y sentidos sobre el pasado reciente.

 

 

 

 

 

CARACTERIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN SOBRE EL RÉGIMEN AUTORITARIO

La encargada del Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los Derechos Humanos, Rosa Palau, mencionó en una entrevista que entre el período 1989 y 2012 existen aproximadamente 7000 publicaciones, de las cuales 3000 serían de autores nacionales. Estas publicaciones incluyen desde libros, artículos, folletos, documentos de trabajo, hasta materiales audiovisuales.

De la búsqueda para esta base datos se han encontrado disponibles en Centros de Documentación y Bibliotecas de acceso público, 199 materiales bibliográficos y 18 audiovisuales, totalizando 217 materiales. De los 199 materiales, 123 corresponden al ámbito de “análisis y política” y 76 al de “testimonios y sociedad”. Las publicaciones incluyen varios tipos de documentos: libros, folletos, cuadernillos, documentos de trabajo y artículos.

Entre los materiales de la sección de “análisis y política” -que son la mayoría- se encuentran en primer lugar trabajos relacionados al stronismo y a la dictadura en general; trabajos sobre autoritarismo y transición, con énfasis en los desafíos de los primeros años de apertura democrática; libros sobre casos de violaciones a los derechos humanos basados en la

documentación encontrada en los Archivos del Terror; muchos trabajos sobre la tortura bajo la dictadura; el Operativo Cóndor, 3; la economía durante el régimen de Stroessner; la situación de los Derechos Humanos durante la dictadura; impactos actuales del autoritarismo y relaciones exteriores durante el stronismo. Por último, hay trabajos sobre las continuidades y rupturas entre el stronismo y la transición democrática. Este es un ejercicio que implica elaborar el pasado desde el presente, aunque la mayoría de los trabajos no se hayan realizado necesariamente desde el marco teórico de la memoria, a excepción de algunos artículos publicados en revistas de análisis.

Los materiales correspondientes a la sección “testimonios y sociedad” son en su mayoría testimonios de víctimas que han escrito sus memorias sobre los padecimientos sufridos durante la dictadura. En segundo lugar se encuentran los trabajos sobre el movimiento campesino, específicamente sobre las Ligas Agrarias Cristianas (LAC), y en tercer lugar trabajos sobre otros movimientos sociales y especialmente sobre la resistencia armada.

En cuanto a la producción de audiovisuales se realizaron principalmente trabajos que abordan el período desde el punto de vista político. Hay algunos trabajos como el elaborado por la

Comisión de Verdad y Justicia que abordan todo el período dictatorial y otros esfuerzos como el realizado por el equipo de Memoria y Verdad sobre el Stronismo (MEVES) que tocan temas específicos del pasado dictatorial: Archivo del Terror, los desaparecidos, los grupos sociales más perseguidos, la lucha y resistencia de amplios sectores de la sociedad-. En menor medida hay trabajos que recuperan la dimensión social de la dictadura como son los audiovisuales Escuelitas Campesinas y Viento Sur.

Cabe destacar que una diferencia sustancial entre la producción –de menor volumen por las limitaciones impuestas por el régimen- durante la dictadura y la transición democrática consiste en que las primeras abordan caracterizaciones más generales sobre el régimen autoritario, mientras que las segundas se centran en casos y temas más específicos, principalmente las realizadas a partir de 1992 con el descubrimiento de los “Archivos del terror”.

El descubrimiento de los Archivos permitió acceder a documentaciones oficiales que prueban las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura, insumos fundamentales para la judialización de varios casos una vez caída la dictadura y, también para la producción de investigaciones sobre el funcionamiento del aparato represivo stronista.

Por otro lado, la recuperación de las libertades públicas creó un escenario propicio para que personas que sufrieron diferentes tipos de violaciones a sus derechos puedan elaborar y hacer públicas sus vivencias. Esto se tradujo en un número elevado de testimonios de víctimas, que van desde memorias en la prisión y la tortura hasta vivencias cotidianas durante el período dictatorial.

Al respecto José Luis Simón mencionaba lo siguiente en la introducción al libro Testimonio de la represión política en Paraguay. 1954-1974: “lógicamente, habría que esperar el principio de la transición a la democracia para que pudiésemos los paraguayos difundir libremente en el país la visión de los perseguidos por la dictadura de Stroessner. Es así cómo, entre febrero de 1989 y la actualidad, se hizo común en nuestro medio el género testimonial a partir de los recuerdos de quienes habían padecido en carne propia (en el país y en el exterior) los totalitarios métodos represivos empleados por el régimen stronista”. Más adelante agrega: “la realidad política del país hizo que se desarrollara entre nosotros, y con fuerza, el género testimonial que se convierte así en una de las fuentes para el estudio de la historia nacional contemporánea”.

Este fenómeno del género testimonial no se dio solo en nuestro país, sino fue común a todos los países que padecieron dictaduras militares en la región. Decía Alfredo Boccia, en un artículo publicado en la Revista Acción en el año 2012: “los esfuerzos sociales por perforar las diferentes corazas esgrimidas por procesos de impunidad pactados o impuestos produjeron numerosos estudios empíricos y reflexiones teóricas sobre la memoria. Pero, por lo menos inicialmente, la mayor parte de ellos transitaron los caminos del testimonio político, la psicología o la literatura de ficción”.

La producción realizada desde el marco teórico de la memoria es considerablemente baja en relación al resto de las publicaciones y, sobre todo, en relación a las producciones de otros países de la región que han vivido dictaduras militares. En este sentido cabe destacar que en nuestro país, a excepción de algunos intelectuales que trabajaron la dictadura desde el abordaje de la memoria -en un esfuerzo regional impulsado desde Argentina- la producción académica no ha tenido como marco referencial la memoria.

En Paraguay la producción académica sobre el stronismo continúa siendo preponderantemente una caracterización y análisis del modelo político stronista. El trabajo de elaboración del pasado dictatorial es eminentemente testimonial y se realiza por fuera del ámbito académico. Se han escrito cientos de memorias y se han reconstruido casos emblemáticos con una buena documentación, pero aún resta trabajar más profundamente la historia reciente en su resignificación desde el presente.

En la elaboración de esta base de datos se pudo constatar que una de las limitaciones principales para trabajar el período dictatorial tiene que ver con el acceso a los materiales.

Existe mucha dispersión de las producciones, muchos materiales producidos en los últimos años se encuentran únicamente en librerías o bien en una sola biblioteca. Los Centros de Documentación debido al bajo apoyo económico con el que cuentan, no se encuentran actualizados y en algunos casos no cuentan con personas encargadas específicamente de los archivos, lo que hace que algunos estén cerrados al público o bien con horarios de atención muy cortos y limitados. Todos estos factores dificultan en gran medida la revisión bibliográfica y, por ende, la producción e investigación sobre el período dictatorial.


3 Cabe destacar que los Archivos del Terror son una referencia a nivel regional para trabajos de investigación sobre el Operativo Cóndor. Investigadores de diferentes partes del mundo visitan los Archivos para realizar investigaciones sobre la temática. El principal tema de consulta por parte de investigadores al Archivo, continúa siendo el Operativo. Pese a contar con mucha fuente documental en el país, sólo se han encontrado cuatro trabajos de autores nacionales en la presente base de datos –dos de ellos de la misma autora-, además de otros trabajos de personas de Argentina y Brasil.

 

 

BIBLIOTECA VIRTUAL DEL PORTALGUARANI.COM

LIBRO DIGITAL / PDF

Fuente: SNC - SECRETARÍA NACIONAL DE CULTURA

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
SECRETARÍA
SECRETARÍA NACIONAL DE CULTURA (SNC)
BIBLIOTECA
BIBLIOTECA VIRTUAL DEL PORTALGUARANI.COM - LIBROS DIGITALES

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANILA GUERRA DEL CHACOHISTORIA DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAY
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOIDIOMA GUARANIFILATELIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA