PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
SANTIAGO DIMAS ARANDA


  FRAGANCIA DE RAÍCES


FRAGANCIA DE RAÍCES

FRAGANCIA DE RAÍCES

por SANTIAGO DIMAS ARANDA

Ediciones TALLER, del Taller de Poesía Manuel Ortiz Guerrero, Asunción-Paraguay, 1984 ** Diseño gráfico e ilustración: MARIO CASARTELLI

Este libro lo podrá adquirir a través de Portalguarani.com

Precio de venta: 40.000 Guaraníes

**/**

MOMENTO LIRICO

·         Voto secreto / La sangre que me falta / Una abierta ventana / Niño / Y no fue / Punto y aparte / Coloquio entre poesía y amor

EL PULSO DEL TIEMPO

·         El pulso de la piedra

·         El raudal

·          Heroespectros

·         Piel de sol, piel de cal

·         Brindis

·         El canto demorado

·         De profesión poeta

·         Elegía en cuarta dimensión

·         Pisadas

·         Aborto en Chile

·         Sueño de perros

·         La subversión

·         Patria

·         De la misma manera

·         Sed

·         Dilema

DE LAS RAICES

·         La casa

·         De fines a comienzos

·         La tierra es el amor

·         ¡Maestra!

·          Inmensurable distancia

·         Fragancia de raíces

·         Ya entonces el silencio y ella

·         Retorno

·         Elegía

MEMORIAL DE UNA ESPERANZA

·         I, II, III,  IV, V, VI, VII,  VIII, IX .

**/**

LA SANGRE QUE ME FALTA (De: MOMENTO LÍRICO)

Siempre que pude comprender

la causa capital De mi crepúsculo,

ha sido recordándote.

 

A solas

-entre la multitud que amo

pese a su glacial instinto-,

a solas, con todo el mundo a cuestas,

todavía te siento en mi abismo secreto,

y eres todavía

-sustento raigal de mi destino-

la sangre que me falta.

 

Me vienes habitando

desde mi prístino estío.

Y como entonces,

al borde del naufragio,

busco tu cuerpo en cada despertar

desértico.

 

Entre el terco temblor de los días,

el amor se ha colado inexorablemente.

¿Por qué? es la pregunta.

¿Por qué no haberlo aprisionado

entre las hojas de un libro de poesías,

como si fuera un pétalo,

como si fuera un beso?

Si al menos lo protegieras tú

con el calor de tus pechos

como harías con un gorrión herido

cuyos latidos fueran tus latidos

y cuya muerte, tu muerte...

 

Tras el agobio del constante sueño;

de pronto me enfrento a ti,

y detenido en medio del asombro,

pienso:

          Tal vez...

Tal vez te construyeran mis artesanas manos

y tal vez te engarzaran

al metal de mis cantos,

al de aquéllos inscriptos en agendas de sangre

de tal suerte que dieras

nueva luz a mis ojos

cuando tornen mis ojos a empezar

de la nada.

**/**

EL CANTO DEMORADO (DE: EL PULSO DEL TIEMPO)

(A LA GALLARDA JUVENTUD DE MI TIEMPO)

Ahora que no he muerto de esperarte

reconstruyo mis días sin ojeras,

descalzos y briosos que llegaban

cabalgando y cantando

con sus bravas cosechas estivales.

 

Incubado en tu barro -te confieso-,

enamoré a las flores de los cardos

y a las oníricas hembras de los pájaros,

con quienes aprendía la artesanía

de la vida y el canto.

 

Y también aprendí que hacer la casa,

acostarse,

vivir,

procrearse en el barro,

serían meramente un sucio juego

si no fuese humano.

 

El barro -digo-,

enfurecido a veces como la sangre misma,

dio símbolo a mis pies,

raíz a mi vital madera,

asidero a mis manos que empujaban por la endiablada cuesta

 la sombra triste

de escuálida ramera

de una esperanza que no quería tumbarse.

 

Volver

          -digo nombrarte-

es recapitular vivencias capitales,

urgencias que eclosionan de la misma manera

como germina dentro del corazón un canto,

como se engendra el sueño,

el dolor,

¿y por qué no decirlo? ¡La conciencia!

 

¡Claro!

A veces,

de la misma manera,

se nos clava el veneno del silencio en la nuca,

se nos castran los cantos,

se nos fugan los sueños como en un irse en sangre,

pero siempre nos queda

lo que queda en la boca milenaria del pueblo,

la palabra prohibida,

castigada y esbelta,

la que crece en las huellas de los crucificados,

la que rompe de pronto la escafandra del miedo

para el pacto supremo de la muerte y el parto.

 

¡Tenían que volver tus aletazos,

juventud de mi tiempo!

 

¡Tenían que volver tus demorados brincos

 navegando en la sangre

para reconocerte,

para  reconstruir tus primaveras

y tus arduos luceros y tus cardos calientes!

**/**

DE FINES A COMIENZOS (De: DE LAS RAÍCES)

Parto de soles y luceros lentos

traigo en los ojos desde que los tengo.

Madre del ave, de la luz, del agua,

corcovo forestal de la llanura,

la cordillera traigo

y traigo el viento de la falda malva,

sus caras piedras que lancé a la luna,

rojas,

fogosas,

vueltas una a una

sobre mis arduos montes vivenciales.

 

Porque no pude asirla con mi voz,

la quiero,

tierra esencial,

estío y florescencia.

 

Mis tórridos autores no midieron

la magnitud exacta del rescoldo

y noches a la espalda promovieron

la roca de mi amor,

mi territorio.

 

Y desde el rito aquél,

de fines a comienzos,

tiñéndome las sienes y los ojos

un épico fulgor de mutaciones,

silbido a cuestas voy

escueto y tenso,

envuelto amor en rudo canto vengo,

sedienta voz atravesando el tiempo.

 

Sólo un sartal de estrellas reconozco

prendidas a mis párpados como antes.

Las reconoce el corazón insomne

alerta ante el metálico

relámpago de un trino.

 

Desde unas tardes vegetales vengo.

Desde esas mismas en que prendía la muerte

su tatuaje de raíces verdes

en la epidermis musical del viento,

mientras la vida, caprichosamente,

se embadurnaba de esperanza el vientre

para parirme bueno.

 

Y ya maté cien veces por salvarme

de los aleves dientes del silencio.

 

¡Pobres,

mis muertos!

Se me vienen en sueños.

Se me vienen

por un jirón solemne de mis carnes.

Son mis hijos a veces.

Otras veces, yo mismo.

 

Se me vienen matándome en el tiempo,

a hierro lento.

Se me han sumado a los años

 y a los sueños,

dentro de mi redil,

de marzo a marzo.

 

Y he clavado raíces en el tiempo

y al mismo tiempo me las han clavado.

Mas, nadie piense que en mis cantos muero.

Si canto, canto.

Moriré cantando.

**/**

www.portalguarani.com pretende ser la mayor base de datos sobre la cultura (artes visuales, literatura y música) del Paraguay. Colabore con nosotros y envíe vía e-mail las obras, libros  o documentaciones que desee registrar para exhibición y/o venta en forma gratuita y nos comunicaremos con Usted. Cada cuadro u objeto registrado tendrá un código único que será el número de identificación de la obra y que le será facilitado sin costo. info@portalguarani.com  o edupratt@edupratt.com  o amplié la información al celular 0981.564.220 – Asunción-Paraguay.

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
www.portalguarani.com"
www.portalguarani.com

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
HISTORIA DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYIDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA
LITERATURA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA