PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MARÍA GLORIA BÁEZ RECALDE


  EL CÍRCULO DE VIENA, FILOSOFÍA Y CIENCIA ENTRE GUERRAS - Por MARÍA GLORIA BÁEZ - Sábado, 26 de Junio de 2021


EL CÍRCULO DE VIENA, FILOSOFÍA Y CIENCIA ENTRE GUERRAS - Por MARÍA GLORIA BÁEZ - Sábado, 26 de Junio de 2021

EL CÍRCULO DE VIENA, FILOSOFÍA Y CIENCIA ENTRE GUERRAS

 

Por MARÍA GLORIA BÁEZ

 

Escritora

Pocas reuniones han producido tantas ideas profundas y nuevas obras, como el Círculo de Viena, un extraordinario grupo de filósofos y científicos formado por Moritz Schlick, en Viena, hace exactamente un siglo (1921), disuelto definitivamente en 1936.

La derrota de las potencias centrales en la Primera Guerra Mundial dio lugar a una de estas históricas explosiones de pensamiento creativo. Ludwig Wittgenstein (1889-1951), quizás el filósofo más influyente del siglo XX, sirvió en la guerra como oficial de artillería en el ejército austrohúngaro. Fue mientras estaba de licencia en el verano de 1918 cuando Wittgenstein completó su Tractatus Logico-Philosophicus (publicado en 1921), escrito en partes en plena contienda bélica.

El objetivo de la obra era el de identificar la relación entre el lenguaje, la realidad y definir los límites de la ciencia. Para Wittgenstein, la renovación de la filosofía tenía que empezar por el lenguaje. Para la filosofía analítica que ayudó a inspirar, muchos de los problemas tradicionales de la disciplina son en realidad solo malentendidos, basados en un uso erróneo del lenguaje. Lo que los filósofos necesitan no es profundidad, sino claridad; como dice Wittgenstein en su obra: “Lo que se puede decir, se puede decir con claridad; y de lo que no se puede hablar, hay que callar”.

Esta forma de repensar sobre el lenguaje, el significado, lo que puede comprender y cómo debe usarse, se convirtió en la obsesión particular del Círculo de Viena, cuyos integrantes se reunían principalmente en el Instituto de Matemáticas de la Universidad de Viena. De entre los miembros centrales de este grupo, mencionamos además de Schlick, al matemático y filósofo Hans Hahn (1879-1934), al filósofo Rudolf Carnap (1891-1970), al científico social y filósofo Otto Neurath (1882-1945).

Otras luminarias que asistieron regular u ocasionalmente a las reuniones fueron Albert Einstein (1879-1955), Bertrand Russell (1872-1970), Kurt Gödel (1906-1978) y Ludwig Wittgenstein. A lo largo de los años, el tamaño del Círculo osciló entre 10 y 20 miembros. Estos deliberaron sobre cuestiones tales como la naturaleza de la ciencia, de la filosofía y la línea divisoria entre las dos; en palabras de Schlick: “El científico busca la verdad (las respuestas correctas) y el filósofo intenta aclarar el significado (de las preguntas)”.

Consideraciones sobre qué declaraciones significativas se pueden hacer sobre el mundo; los desafíos del lenguaje mismo para describir el mundo. O, ¿son las matemáticas simplemente la manipulación lógica de símbolos, o crean nuevos conocimientos sobre objetos reales en el mundo de las ideas? ¿Cuál es la diferencia entre la realidad y la representación de la realidad? ¿Cuál es el papel, si lo hay, de la percepción y la intuición humanas en la investigación científica? ¿Están todas las proposiciones y creencias significativas sujetas a verificación experimental? Asimismo, ¿qué es “significado”? Los miembros del Círculo de Viena no se avergonzaron de hacer las grandes preguntas y de dar sus respuestas.

EL MANIFIESTO DE 1929

Siguiendo con el ejemplo del Tractatus..., el Círculo buscó hacer que el lenguaje fuera tan preciso y riguroso como una prueba matemática. El credo real de sus miembros era lo que llamaban “la concepción científica del mundo”. Ese fue el título de un manifiesto de 1929, por el cual anunciaba su programa intelectual. Los miembros, aunque no estaban de acuerdo en todo, estaban comprometidos con dos principios básicos.

Primero, “hay conocimiento solo de la experiencia, que se basa en lo que se da inmediatamente. Esto establece los límites para el contenido de la ciencia legítima”. En segundo lugar, “la concepción científica del mundo está marcada por la aplicación de un determinado método, a saber, el análisis lógico”. Estas ideas juntas dieron a la nueva escuela de pensamiento su nombre, empirismo lógico. Para los empiristas lógicos, la filosofía no se ocupa de ideas o cosas; se ocupa de enunciados, oraciones, proposiciones. El papel de la filosofía en la búsqueda de la verdad es examinar la forma de nuestros enunciados para asegurarse de que sean sintáctica y lógicamente correctos. Para ello, el Círculo se basó en la lógica simbólica desarrollada por el filósofo inglés Bertrand Russell, que ofrecía una forma de reducir cualquier oración a una serie de símbolos y fórmulas. Para este grupo, el terreno fértil de seudoenunciados era la metafísica, la rama de la filosofía que se ocupa de conceptos fundamentales, como el ser, la esencia, el tiempo y el espacio. El problema con los enunciados metafísicos es que generalmente no son verificables, lo que para los empiristas lógicos significaba que no tenían sentido.

El manifiesto de 1929 dio lugar a una nueva revista, una serie de conferencias para reunir a líderes en diversos campos científicos y una Enciclopedia Internacional de Ciencia Unificada, que tenía como objetivo resumir todo el conocimiento científico en doscientos volúmenes. De manera aún más amplia, el manifiesto anunció que el empirismo lógico implicaba un enfoque particular de las cuestiones de la vida.

AUGE CULTURAL Y ARTÍSTICO

Es importante comprender realmente por qué el Círculo de Viena floreció en un lugar y período particular. Una forma de ver al grupo es como parte del extraordinario auge cultural y artístico de Viena en las primeras décadas del siglo XX.

El término modernismo se aplica a muchas innovaciones en estos campos y el espíritu del modernismo estaba vivo dentro del Círculo. El músico, artista o novelista modernista autorreflexionaba sobre su forma de arte, al igual que los positivistas lógicos no solo querían hacer filosofía, sino comprender la naturaleza de la pregunta “¿qué es la filosofía?”. Luego estaba la política. El Círculo se estableció pocos años después del final de la Primera Guerra Mundial y la disolución del Imperio austrohúngaro.

La Viena cosmopolita estaba dirigida por un gobierno municipal de izquierda progresista, mientras que el país en su conjunto estaba gobernado por socialistas cristianos reaccionarios. La mitad de quienes integraban el Círculo era de origen judío, un hecho que se hizo más destacado a medida que las fuerzas tanto del austronacionalismo como del nazismo cobraron fuerza.

Cuando Schlick fue asesinado en junio de 1936 por un ex alumno trastornado, la historia se cubrió ampliamente en los periódicos. Eso era de esperarse; después de todo, escribe Karl Sigmund (1945), “no todos los días un filósofo dispara a otro”. Pero el asesinato fue presentado en algunas partes de la prensa austriaca como un ataque legítimo contra una siniestra filosofía judía (aunque el propio Schlick no era judío). En esta etapa, varios miembros influyentes del Círculo ya habían abandonado Viena. Para cuando estalló la guerra en 1939, casi todos los miembros habían huido. Estados Unidos fue el destino favorito de la mayoría de ellos, y las universidades estadounidenses los acogieron.

Ciertos principios del Círculo, como el criterio de que una declaración debe ser verificable para ser significativa, resultaron imposibles de sostener. Lo que quedó fue una perspectiva, la idea de que la claridad era una cualidad preeminente; la lógica, el análisis conceptual eran herramientas valiosas en la búsqueda de la verdad y la lucha contra la hipocresía. Es justo decir que la forma en que pensamos y hablamos sobre la ciencia hoy, como una forma de investigar, comprender nuestro mundo basado en una lógica rigurosa y una investigación empírica, es en gran parte el legado del Círculo de Viena. Una parte igualmente importante de su legado es la forma en que los miembros utilizaron el pensamiento científico para promover un cambio social progresivo y para oponerse a las abstracciones metafísicas nebulosas que a menudo se utilizan para encubrir perniciosas agendas culturales y políticas con un aire de respetabilidad intelectual.

 

Fuente: ULTIMA HORA (ONLINE)

www.ultimahora.com

Sección CORREO SEMANAL

Sábado, 26 de Junio de 2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
CORREO
CORREO SEMANAL (ÚLTIMA HORA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIIDIOMA GUARANI
HISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LA GUERRA DEL CHACOCASA DEL LA INDEPENDENCIAFILATELIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA